FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

26/02/2018

Crecen las importaciones de agroquímicos

El consumo de agroquímicos y fertilizantes tuvo un fuerte aumento, lo que se tradujo en un incremento de las importaciones de estos productos.
Están subiendo las ventas locales de los agroquímicos Se importa más de los que se exporta. El principal país que nos vende es China.

El consumo de agroquímicos y fertilizantes se incrementó un 5,6% por un total estimado de 3.800 mil toneladas, frente a las 3.600 mil toneladas del año anterior. De esta forma, el consumo interno de agroquímicos y fertilizantes registro niveles cercanos a los del año 2010. A su vez, el 69,5% del consumo respondió a importaciones.

En 2017, las ventas externas de agroquímicos medidas en valores alcanzaron los u$s 396 millones, un 13,5% por debajo de los u$s 458 millones del año 2016. En cuanto a las exportaciones en cantidades, en el año 2017 alcanzaron las 256 mil toneladas, un 27,9% por debajo de las 355 mil toneladas del año 2016, por lo que se revirtió la tendencia creciente observada desde 2014.

Las importaciones de agroquímicos y fertilizantes en valores, en el año 2017, alcanzaron los u$s 1.846 millones, un 1,5% por encima de los u$s 1.818 millones del año 2016. En cuanto a las cantidades importadas, totalizaron unas 2.640 mil toneladas, un 6,7% por debajo de las 2.829 mil toneladas del año 2016.

Los destinos de las exportaciones de agroquímicos y fertilizantes en valores durante el año pasado se concentraron en el mercado regional: Brasil, con el 32,7%, fue el primer destino de las ventas al exterior, seguido por Paraguay, con el 24,1%; por Bolivia (12,5%); por Uruguay (11,3%); y por Chile, en quinto lugar, con el 9,6% de participación. Todos estos países agruparon el 90,2% del total exportado.

En lo referido al origen de las importaciones de agroquímicos y fertilizantes en valores, China ocupó el primer lugar con el 29,8%, seguido por los Estados Unidos con el 24,1%. En tanto, Brasil ocupó el tercer lugar, algo alejado, con el 7,5%, mientras que Rusia ocupó la cuarta posición, con el 6,2%. Estos cuatro países abarcaron el 67,5%, en tanto que los dos primeros treparon al 53,9%.

Para Alejandro Ovando, director de IES Consultores, “las perspectivas son positivas para el segmento de agroquímicos y fertilizantes, como respuesta a la mejora del sector agropecuario tras la eliminación y la baja de retenciones y el crecimiento del área sembrada”.

Archivado en: , , , , ,

 

 

2 pensamientos en “Crecen las importaciones de agroquímicos”

  1. Juancho:
    Se importan agroquímicos asociados a las semillas que los mismos grupos venden. Es un negocio asociado y cerradito.
    Y estas empresas multinacionales, (Monsanto, Bayer, Syngenta, etc.), quieren ser socios en las ganancias del productor, obviamente que en las pérdidas no.
    Es como comprar un vehículo como herramienta de trabajo y tener que pagarle luego además una comisión de las ganancias por la explotación comercial a la automotriz.

    Y encima fertilizantes, insecticidas y herbicidas letales para la salud humana, para emplearlas en la producción de transgénicos que la UE y otras partes del mundo están prohibidos por estar comprobado que su consumo es muy peligroso para la salud.
    También la comunidad científica ha advertido, (aquellos que pueden darse el lujo de publicar sus investigaciones independientemente sin ser acosados por la propaganda adversa e informes falsos de las grandes grupos o con prestigio o espalda para soportar las quitas de la zanahoria de las subvenciones para investigación), efectos adversos como la aparición de plagas especializadas y altamente resistentes que se hacen banquetes ante la pérdida de variedad de cultivos.
    En el país arrojamos 300 millones de litros al año de glifosato que es altamente contaminante y perjudicial para el humano y contaminan las fuentes de agua potable.

    Los otros grandes peligros de este tipo de monocultivo son la alta degradación el suelo, la elevada pérdida de tierras vírgenes por desmonte descontrolado, la extinción de la variedad de genética y especies y la perdida total de la soberanía alimentaria.
    Además es un negocio de alta rentabilidad para grandes grupos sojeros que se llevan la parte del león y transforman al productor en un simple rentista llegando incluso a prácticas cuasimafiosas y para colmo son muy negativas para las economías regionales.

Los comentarios están cerrados.