FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

13/03/2018

Fuerte caída del consumo de bebidas

El año pasado fue uno de los peores para la producción y el consumo de bebidas, que cayeron 3,4% y 1,4%, respectivamente. Descenso en las exportaciones.
Las gaseosas tuvieron su peor caída en el consumo de los últimos once años.

La actividad del sector bebidas tuvo un fuerte descenso de la producción y del consumo en 2017. La producción total de bebidas (alcohólicas y no alcohólicas) cayó un 3,4% en 2017, de acuerdo con al índice de producción sectorial de IES Consultores. El consumo total de bebidas (en hectolitros) verificó un retroceso de del 1,4% en 2017.

En 2017 el nivel de consumo de bebidas gaseosas fue el más bajo de los últimos once años (solo mayor al de 2006). El consumo interno de vino tuvo una merma del 5,3% en 2017, al totalizar 8,6 millones de hectolitros vendidos en este período (el menor en al menos dieciocho años), fruto de la merma en la venta de vinos varietales (7,9%) y sin identificar (4,3%). El segmento de cerveza verificó un aumento en sus ventas internas del 3,3% en 2017.

En 2017, las exportaciones totales de bebidas fueron de u$s 984,4 millones, una baja anual del 3,2% respecto de 2016, mientras que los volúmenes despachados cayeron un 12% en este período, con 347,5 millones de litros, principalmente por las menores ventas de vinos. La diferencia entre la merma en valores y cantidades, responde a un mejor precio medio de exportación.

Las importaciones de bebidas en 2017 mostraron una importante suba de 116,9%, al registrar compras por un total de u$s 185 millones (u$s 85,3 millones en 2016), mientras que en cantidades treparon 260,2% y totalizaron 180,6 millones de litros (récord de importaciones en valores y volúmenes).

El principal rubro de importación en este período en valores fue el vino (para abastecer el mercado ante la mala cosecha de uva), con el 31,9% del total, seguido por la cerveza (31,4%), por el whisky (12,1%) y por las bebidas gaseosas (más del 77% de las compras de gaseosas son bebidas energizantes), con el 7,4%. Los rubros cuyas compras en volúmenes tuvieron los mayores aumentos fueron los vinos con 653% (treparon de 10,6 millones a 80,2 millones de litros), la cerveza (248,1%), y las bebidas gaseosas (28%).

Para Alejandro Ovando, director de IES Consultores “las perspectivas para el sector de bebidas son ambiguas desde el punto de vista del consumo en 2018, pero debido a la mejor cosecha de uva, mejorará la oferta así como la renta empresaria”.

Archivado en: , , , ,

 

 

2 pensamientos en “Fuerte caída del consumo de bebidas”

  1. Y los “Brotes Verdes”, y el “Próximo Semestre”, y la “Pobreza Cero”, el “repunte notorio del consumo”, y la moto y Candela?

    El aumento del consumo se nota para ciertos niveles y sectores de alto poder adquisitivo, (viajes al exterior, Hylux, iPhone, …), el resto a recortar hasta el consumo de bienes básicos, (ya no hablamos de salidas a cenar o a espectáculos), sustitución de bienes por segundas marcas si es posible y financiación en 84 cuotas hasta para comprar lácteos.

    El uso de múltiples recursos que en tiempos normales no ocurrían es bien visible como la selectividad de los canales de compra y el empleo de modos colectivos para compras al por mayor.

    La caída de exportaciones es obvia ante un modelo que primariza la economía y además la transforma en poco competitiva por la inflación y el TC planchado. Un proceso que tiene culpables a varios lados.

  2. Una grata alegría encontrar a Sergio la pié del cañón !!! Los mejoradores de gusto del las aguas saborizadas deben de bajarlo ,para poder competir con las de manantial certificado .

Los comentarios están cerrados.