FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

11/07/2018

El Banco Central aumentó la vulnerabilidad del país

Por Martín Guzmán y Joseph Stiglitz* / Los autores critican la política económica del actual gobierno. Sus consejos para evitar una crisis, en especial el riesgo de default de la deuda externa.
Luis Caputo al Banco Central: cambio para recuperar confianza.

La crisis cambiaria que sufrió Argentina tomó a muchos por sorpresa. En realidad, a partir de diciembre de 2015, el gobierno argentino hizo una serie de apuestas arriesgadas que aumentaron la vulnerabilidad del país, pero no estaba claro cuándo llegaría el día de la prueba para la economía argentina. Cuando llegó, Argentina no superó el examen.

Cuando a fines de 2015 el presidente Mauricio Macri asumió el cargo, Argentina tenía una serie de desequilibrios macroeconómicos que resolver. Las primeras medidas incluyeron la eliminación de controles cambiarios y de capitales y la reducción de retenciones (impuestos) a las exportaciones de materias primas. Además, el país recuperó el acceso a los mercados financieros internacionales, tras alcanzar un acuerdo con los “fondos buitres”.

El gobierno adoptó una nueva estrategia macroeconómica basada en dos pilares: reducción gradual del déficit fiscal primario y un ambicioso régimen de metas de inflación que presuntamente debía limitar el aumento de precios a una tasa de un solo dígito en sólo tres años.

Los mercados aplaudieron. La visión predominante, que el gobierno de Argentina promovió con entusiasmo, era que el país había hecho lo necesario para alcanzar un crecimiento económico más veloz en forma sostenible. Se suponía que a continuación habría un flujo de inversión extranjera directa. Pero ese flujo no se produjo.

En vez de eso, Argentina sufrió estanflación en 2016, seguida por una recuperación basada en endeudamiento en 2017. Eso llevó a un veloz aumento de las importaciones que no fue de la mano de un incremento proporcional de las exportaciones, lo que acrecentó el déficit de cuenta corriente al 4,6% del PIB y sembró dudas sobre las virtudes de la nueva estrategia.

Entonces, a fin de abril, los mercados dejaron de aplaudir, las expectativas empeoraron y los capitales huyeron. Contra las esperanzas de Macri, sus reformas atrajeron más que nada capital de cartera a corto plazo e inversiones en bonos, en moneda extranjera y nacional, en vez de inversión extranjera directa.

Dentro de su estrategia de metas de inflación, el Banco Central esterilizó una parte importante del crecimiento de la base monetaria vendiendo “Letras del banco central” (LEBAC). Es decir que, en la práctica, el sector público viene financiando con emisión de deuda a corto plazo del Banco Central la mayor parte del considerable déficit fiscal primario (4,2% y 3,83% del PBI en 2016 y 2017, respectivamente). El volumen emitido de LEBAC es inmenso, y creció un 345% desde diciembre de 2015.

Es evidente que había un dilema. Una esterilización menos decidida habría limitado el crecimiento de la deuda del BC y evitado una presión alcista sobre el tipo de cambio; pero también hubiera llevado a más inflación. Sin embargo, hubiera sido más prudente tratar de reducir la inflación y el déficit fiscal a velocidades similares. La crisis cambiaria reveló finalmente las vulnerabilidades de Argentina. A futuro, el país estará expuesto a diversas fuentes de riesgo. En primer lugar, el stock remanente de LEBAC sigue siendo grande y, cada vez que venza una fracción significativa de esa deuda, Argentina estará a merced del humor de los mercados financieros. En segundo lugar, como la deuda en moneda extranjera del sector público es mucho mayor que hace dos años, el incremento del riesgo cambiario también pondrá en duda la sostenibilidad de la deuda pública.

Para evaluar hacia dónde va Argentina después de la crisis hay que señalar varios elementos destacados de la respuesta al episodio. En primer lugar, el Banco Central perdió en sólo un mes el 10% del total de reservas de moneda extranjera. En segundo lugar, subió la tasa nominal anual que se paga por las LEBAC a 40% (la mayor del mundo). En tercer lugar, Macri anunció el retorno al Fondo Monetario Internacional. Lo más preocupante es que se reafirmó la estrategia de metas de inflación que agravó los desequilibrios externos de Argentina. No sería raro que en 2019 comience un nuevo ciclo de apreciación del tipo de cambio real, lo cual sería buena noticia para Macri (el año entrante hay elección presidencial) pero traería malos presagios para el futuro de Argentina.

En definitiva, como hasta ahora la estrategia de Macri para llevar la economía de Argentina a un sendero de crecimiento sostenido fracasó y aumentó la dependencia respecto de los acreedores internacionales, el gobierno de Macri todavía enfrenta el desafío de evitar una crisis de deuda. La estrategia de reducción gradual del déficit fiscal primario debe mantenerse para proteger la actividad económica y rectificar las vulnerabilidades. Pero se necesita un cambio de política monetaria para salvar a Argentina de un aumento de desequilibrios externos que afectan la sostenibilidad de la deuda externa pública. Eso implica reconocer finalmente que intentar reducir la inflación mucho más rápido que el déficit fiscal conlleva altos riesgos. El sendero de la prudencia también demanda una reducción gradual del stock de LEBAC y reconocer que una mayor presión inflacionaria en el corto plazo es el precio de minimizar el riesgo de más desequilibrios externos y mayores devaluaciones en el futuro.

Un cambio de políticas macroeconómicas no es condición suficiente pero sí necesaria para que Argentina ingrese a un sendero de desarrollo económico inclusivo y sostenido. Al comienzo del gobierno de Macri, hubo advertencias de que había elegido una estrategia muy arriesgada. Por desgracia, fueron ignoradas. La estrategia que recomendamos también tiene sus riesgos, pero estamos convencidos de que ofrece un camino viable y más prudente.

*Investigador asociado en Columbia University Business School y Premio Nobel de Economía
Copyright: Project Syndicate, 2018

Archivado en: , , , , , , ,

 

 

20 pensamientos en “El Banco Central aumentó la vulnerabilidad del país”

  1. En los ’90 Greg Palast para la BBC lo mostraba como un funcionario del BM que en forma documentada, y nunca desmentida, exponía los procesos de ese organismo y el FMI de “reparto” en el tercer mundo y el Este Europeo en manos de las grandes corporaciones.
    La descripción tenebrosa de Stiglitz de “los pasos del FMI” eran claros y hasta exponía los modos y porcentajes de coimas pagaderas a los funcionarios de cada país mediante bancos Suizos.
    En esa década como “alumno modelo” pusimos bandera de remate y el país se descarrilló a un previsible 2001.
    Ya a finales del 2002 circulaban preocupantes informes oficiales del agotamiento y vaciamiento energético, la desinversión crónica y la canibalización de la estructura del estado y sus recursos.

    Piadoso informe actual que presupone sólo un error de planes y metodologías, y no desnuda actos deliberados.
    Un panorama económico sombrío pero previsible y anunciado.

  2. LA FORMULA RODRIGUEZ LARRETA- CARRIO SE ESTA FORMANDO PARA EL 2019. MACRI SE RETIRA PIDIENDO A LOS DOS PRESIDENCIABLES QUE LE CUBRAN LA ESPALDA.ESTO NO DA PARA MAS Y CARRIO YA SE DESLIGA DE MACRI.

  3. Sr. Narco Argentino …

    Siempre me queda la gran duda después de tan soberbio comentario, ud. Vota?

    Cual del mejor equipo de los últimos 50 años pondría para dar un diagnóstico y ejecutar un plan coherente para alcanzar el “segundo semestre” inmersos en una “lluvia de inversiones” y en una selva de “brotes verdes”?
    Melconian, Sturzenegger , Prat Gay, “Baldío” Dujovne o a un Totó que a uno le da la sensación de tener a Bernie Madoff y a Richard Fuld Jr. nada menos que al frente del BCRA.

    Ya con tantos cambios y deserciones en el equipo me parece que están poniendo al primero que pasa cerca.

    Cuando se le ven los pelitos al lobo, de una crisis propia que alimentaron durante un par de años, nadie sabe que hacer y para colmo estamos en un día a día inmersos en grandes contradicciones ante voraces velociraptors, con una relación de deuda/PBI cercana al 90%, con el país parado, un presupuesto para pagar servicios de deuda como rubro estrella y principal y un panorama externo preocupante.

    Y de cerca tenemos la inestimable ayuda del FMI con la orquesta de Cambiemos ya sobre la cubierta del Titanic con el agua al cuello.
    Gente como Paul Singer y Kenneth Dart se deben estar relamiendo por el festín en ciernes.

  4. Stiglitz nunca supo donde estaba parado. Sus apreciaciones son erroneas. Creen que la debacle durante la burbuja de las décadas anteriores es por causa de los chicos de Chicago, pero no entiende a Von Mises, Hayek ni a Friedman.
    La debacle se debió justamente a no permitir que los bancos y fiancieras de delincuentes queden patas arriba y que se renazca con un sistema realmente fuerte, no con piratas ayudados por el socialismo.
    Piketty es un buen recopilador de datos, pero un tonto y si algún día recibe un Nobel, será como el de este salame. NO ENTIENDEN QUE EL LIBERALISMO ES EL MEJOR DE LOS PEDREGOSOS CAMINOS, EL QUE LE HA DADO AL HOMBRE LA ÉPOCA MAS JUSTA DE LA QUE SE TENGA MEMORIA, CON UN ESTADO QUE SE META LO MENOS POSIBLE A FABRICAR BILLETES.

  5. Bueno, Paul Samuelson tampoco entendía a Von Mises, Von Hayek, Von Diola, Milton Friedman ni siquiera al mago de Alan que en el 2008 hizo agua en el Capitolio y reconoció, luego de despertarse y soltar el volante del FED, que la mano invisible se las picaba y los mercados no se autoregulaban.

    En fin habrá que esperar el prometido “Derrame” ….

  6. Me gustaba más el atómico de Von Hayek cuando humanitariamente le pedia a Maggie en Mayo del ’82 que arrojara artefactos nucleares en Buenos Aires para una rápida finalización del conflicto de Malvinas sin ocasionar demasiados problemas a las arcas de la corona.
    Sin duda un visionario.

  7. no se oye hablar de produccion,ni de generacion de riqueza, de Energia barata tipo solar o eolica o hidraulica,ni de bajar costos con trenes a 90 o 110 km/hora jejejejej, ni de pesqueros nuevos, ni de nada concreto para salir del DESASTRE de una remake de bicicletas de consecuencias mas que previsibles hace rato.

  8. “CON UN ESTADO QUE SE META LO MENOS POSIBLE A FABRICAR BILLETES”

    Curioso comentario sobre todo si uno repasa la historia de Reagan, con Friedman como mentor ideológico de Ronalito y en Chile de Augusto, en adelante con el mago de Greenspan al frente del FED abandonando su idea de una moneda convertible basada en el oro que sostuvo en los ’60 para producir la mayor expansión monetaria sin respaldo en los EE.UU. que se tenga memoria.
    Además de cargarse todas las regulaciones bancarias previas para que Wall Steet juegue a la timba.

  9. Es cierto que MM agravó los desiquilibrios con que asumiera en 2015, fudamentalmente por la incoherencia de la política fiscal y la política monetaria. El grave error radicó en escuchar a los políticos y no a los economistas. La posibilidad de default, al menos hasta el 19, no existen, ya que para financiar el déficit financiero se recurrió al FMI. Lo que no podrá evitar MM es la estanflación, y no creo que la gente con la que se rodea tenga idea de cómo se sale de ella. Por lo tanto, la conflictividad social que se avecina, como el desencanto de la clase media de creer en alguien que venía a hacer las cosas bien y las hizo todas mal, inexorablemente le llevará a perder las elecciones del 2019. El próximo gobierno, deberá liar con problemas tanto o más graves que los que recibió Macri del kirchnerismo.

  10. . L’osservatore, mas arriba, es el único que propone algo sensato. Toda la magia financiera es falsa y no hace sino encubrir sus errores una y otra vez. Lógicamente unos pocos son los que ganan increíblemente a costa del endeudamiento sin sentido ya que solo se endeuda para pagar otras deudas (como el que cree que teniendo varias tarjetas de crédito pueeede saldar la deuda de una endeudándose con otra). Solo apoyando la producción de bienes y servicios, de manufacturas, imponiendo criterios de calidad para hacerlos competitivos en el exterior pueden cambiar esta mala ecuación. Es un país en desarrollo, las teorías de estados económicamente desarrollados y con economías estables, NO funcionan ya que las condiciones de contorno son absolutamente diferentes. Ojalá corrijan el rumbo

  11. Resumiendo estábamos mal pero con las medidas que tomaron en estos más de dos años estamos muchísimo peor.

  12. El plan de Negocios implementado por la Administración Macri ha funcionado excelentemente bien…nada de esto fue un error…

  13. Claudio Cagliani
    Es lo que permanentemente afirma el economista surcoreano Ha-Joon Chang. Ningun país desarrollar logró su estatus a base de primarizar su economía y crédito externo.
    Lo hicieron a base de duros proteccionismo de las áreas estratégicas que consideraron vitales.

  14. ¿Alguien tendría a bien explicarme que aconseja hacer este premio Nobel porque yo no logro descubrirlo? ¿Reducir el déficit, reducir las Lebac, ir de a poco con la inflación? ¿Eso es todo?chocolate por la noticia. Un genio el tipo este.

  15. En realidad el informe es de Martín Guzmán y es un historial de lo que se hizo, y que nunca se debería haber hecho, quizás con algún matiz paliativo.
    Las advertencias de lo que inevitablemente sucedería ya estaban en el aire en Diciembre del 2015.
    La opinión de Stiglitz sobre que hacer es archiconocida, por lo que es extraño que pueda sorprender a muchos.
    Es un camino diametralmente opuesto a contraer deuda externa sin fin alguno, recurrir al FMI, etc.
    Pero lamentablemente sin realizar una imprescindible “cirugía mayor” en el Estado que liquide el déficit en forma radical y saludable, no con los maquillajes cuasifinancieros actuales que siguen esconden bajo la alfombra los problemas estructurales y digamos que este elefante es demasiado visible y lo sufre todo el aparato productivo por la voracidad fiscal para alimentarlo.
    Se recurrió a los “mercados financieros” para financiar una bicicleta suicida y nadie le llamó la atención que numerosos preocupantes informes, hasta de diarios oficialistas de hace un año y medio, advertían que sólo una de cada seis divisas que se “invertían” en el país tenia un fin productivo?

    En medio de la crisis muchos se preguntan ahora que hacer, pero esto acá no puede ser la pregunta de la reina Isabel II sobre la crisis del 2008.
    Esta situación actual era muy, pero muy anunciada repasando todo lo que el actual gobierno hizo muy mal.
    Ahora estaremos preguntándonos por un buen tiempo quien pagará los platos rotos de esta fiestita de pocos.

  16. Hay economistas y hay países ,como dicen los médicos hay enfermedades y ENFERMOS : Estamos enfermos, pero no tenemos economistas y políticos ?

Deja un comentario