FORTUNA WEB

Youtube

G Plus

Facebook

Twitter

 

27/07/2018

Desperdicio de alimentos: una problemática mundial

12,5% de la producción agroalimentaria del país se termina desperdiciando. La Ciudad de Buenos Aires con su stand de Higiene Urbana plantea una solución.

En la actualidad, en la Tierra hay alrededor  de 7.450 millones de personas  y, según datos divulgados por las Naciones Unidas, se espera que para el 2.030 la cantidad de habitantes  sea de 8.400 millones y de casi 10.000 millones para el 2.050. Un dato a tener en cuenta, para ese año, se deberá incrementar la producción mundial de alimentos  un 60 %. Por lo tanto, ya es una preocupación mundial.

Uno de los problemas que más inquieta a los especialistas es el desperdicio de alimentos.  Por tal motivo, y teniendo una preocupación compartida, el Ministerio de Ambiente y Espacio Público con las empresas de Higiene Urbana en la Ciudad de Buenos Aires decidieron llevar adelante esta activación en la Feria Ganadera Rural 2018. El objetivo es concientizar sobre sus efectos nocivos en el medio ambiente. Como por ejemplo: que los desechos alimenticios constituyen un 43 % de los Residuos Sólidos Urbanos (RSU) que van a parar al relleno sanitario o que si la pérdida y el desperdicio mundial de alimentos fuera un país, sería el tercer mayor emisor de gases de efecto invernadero y el mayor usuario de agua y riego.

Según estudios de la Organización de las Naciones Unidas para la alimentación y Agricultura (FAO), se pierde o desperdicia aproximadamente un tercio de la producción de los alimentos destinados al consumo humano. Eso equivale  aproximadamente a 1.300 millones de toneladas al año. Por ejemplo, América Latina solo, es responsable del 10% del desperdicio global. Teniendo en cuenta que 1 de cada 9 personas pasa hambre, el dato es sumamente alarmante. Lo más preocupante es que las mayores pérdidas ocurren en los alimentos frescos como frutas y hortalizas, carnes y productos lácteos, debido a las inadecuadas condiciones de almacenamiento, refrigeración y transporte.

En lo que respecta a Argentina, según un estudio realizado por la Dirección de Agroalimentos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, se estima que se pierden 16 millones de toneladas de alimentos anuales, lo que representa el 12,5% de la producción agroalimentaria del país. Ante este escenario, las ciudades ocupan un rol estratégico y aportan innovación y sostenibilidad en la resolución urbana de los problemas globales. Buenos Aires, no es la excepción.

Según un estudio realizado por el Gobierno de la Ciudad y la Universidad de Bologna, los consumidores porteños tiran un promedio de 8,4 kg de comida por año en sus hogares (2,9 kg por habitante). En 2016, esto representó un total de 9.500 toneladas de alimentos desperdiciados a nivel urbano.  Urge encontrar una manera racional para producir cada vez más alimentos y reducir los desperdicios a su mínima expresión ante el desafío de una población mundial en constante aumento.

Archivado en: , ,

 

 

Un pensamiento en “Desperdicio de alimentos: una problemática mundial”

Los comentarios están cerrados.